A fines de 1920, se les da la denominación de “Policías Municipales”.

Según la ordenanza 0271 de octubre de 1924: “Cada Policía usará el arma y uniforme que el Concejo determine”. Es decir, en esta época la Policía Municipal estaba armada, porque participaba directamente en el control del orden público.

El servicio contra incendios se encargaba al comisario de calles y salubridad.

Según la ordenanza 0271, dictada el 21 de octubre de 1924, se creó el Cuerpo de Guardianes Bomberos de la Policía Municipal, que se compondría de cuarenta plazas, con las asignaciones señaladas en el presupuesto. Estos agentes, a más de los servicios que les correspondían según la ordenanza de la Policía Municipal, eran los llamados a prestar el auxilio y servicio que requirieran las propiedades en caso de siniestros. A propósito de este antecedente, podemos mencionar el nacimiento de una de las instituciones más respetadas por la ciudad: el Cuerpo de Bomberos Quito, que también tuvo su inicio en la Policía Municipal.

En febrero de 1949 se creó la Policía de Tránsito Municipal, que era parte de la Policía Municipal pero trabajaba en la Comisaría de Calles. Este grupo se encargaban del control del tránsito vehicular. Desde este entonces se inició un control por el espacio peatonal y vehicular, designando sitios específicos para el estacionamiento de las carretas y los pocos automotores que tenía la ciudad. Uno de los lugares más renombrados en esta época fueron los Garajes Quito, ubicados en el tradicional barrio de San Marcos, justo frente a la Iglesia del parque del mismo nombre. Los Garajes Quito fue un lugar muy selecto, donde se juntaba la élite de la sociedad quiteña, ya que por esos tiempos solamente las familias de grandes posibilidades económicas podían tener carruajes y automotores. Estos eran importados desde Europa por vía marítima, y su traslado hasta el destino final se demoraba algo más de cuatro meses desde que se hacía el pedido.

En 1993, Quito mediante Ley, adopta la denominación de Distrito Metropolitano de Quito, por lo que según la resolución Administrativa No.022 del 25 de abril de 1994 y en uso de las atribuciones conferidas por la ley de Régimen para el Distrito Metropolitano, se RECLASIFICA Y REVALORA, el puesto de Policía Municipal a Policía Metropolitano.